16427524_10212232310666433_1279471117802770212_n

Mi cesárea fue programada el motivo por posición transversal, esta posición el bebé tiene su cabeza en uno de los lados del vientre de su madre y el trasero en el lado contrario, cuando me lo dijeron en la eco de las 35 semanas me preocupe pero luego todo el mundo me decía que aun faltaba y que seguramente se giraría, fui a las 37 semanas a otra eco a ver como estaba pero seguía igual y ya me dejaron caer lo de la cesaría me quede muerta cuando oí la palabra por qué nunca me imagine que me pasaría, medio llorando y súper triste, empecé a hacer ejercicios que me aconsejaron como gatear y varias cosas para ver si se giraba​, volví a la 38 y seguía en la misma posición así que me programaron la cesaría para el 27 de junio, unos día antes de la operación estuve súper nerviosa pero entusiasmada por qué llegara y conocer a Julen, me sentía preparada para la operación física y mentalmente leí todo lo que pude sobre el tema vi vídeos de cesarías transversales, que durillos pero quería enterarme de todo, y llego el día…

Me levante, me prepare me hice las últimas fotos de seguimiento de embarazo y nos fuimos mi marido y yo al hospital para estar a las 8 allí, llegamos, y al rato de esperar me llamaron confundidos que si yo era la chica de la cesaría programada, se ve que se liaron, me llevaron a una habitación donde hacían los monitores y allí me pusieron una vía me pidieron datos y vinieron a ponerme un enema hacia días que me horrorizaba pensar en eso allí había tres enfermeras me puse tan nerviosa que me puse a llorar, las enfermeras me hablaban para que me tranquilizara y poco a poco me relaje un poco, pregunte si podía pasar mi marido y no hubo problema, cuando lo vi lo cogí de la mano y no quería soltarlo llego el momento de subir a quirófanos me despedí de mi amado y me llevaron arriba, allí era otro mundo nunca en mi vida me habían operado de nada y no sé lo que me iba a encontrar, aparcaron mi cama al lado de otras más venían y se iban muchos doctores/as y enfermeros/as, vino mi anestesista y se presentó, era una mujer un poco seria pero se le veía que podía confiar en ella, me pusieron la epidural y ya al momento me llevaron al quirófano, era una sala fría y triste, de verla me entraban​ ganas de vomitar, trague saliva varias veces y solo pensaba que quedaba muy poco para ver a mi bebé pero al mismo tiempo pensaba que me iban a cortar y sacar al niño por ahí, ufff que fuerte, me ataron las dos manos en cruz eso no me gusto nada pero sabía que lo hacían, pusieron una sabana verde delante para que yo no viera nada y mi anestesista estaba a mi lado preguntado que si estaba bien, que si notaba algo lo que fuera que se lo dijera, ahí al otro lado de la sabana verde había dos cirujanos, pero en ningún momento hablaron conmigo eso me pareció muy frio y me atreví a preguntar que quien era el que iban a sacar a mi bebe y de repente una doctora bajita que casi ni se le veía levanto la mano y me dijo…yo! y yo le dije a vale gracias ,bueno empece a notar algo y al momento vino mi anestesista y me dijo que estaban empezando, eso se puso serio por qué empecé a notar mucho movimiento de las manos y tirones pero no notaba nada de dolor pero si era molesto, hubo un momento que el ayudante estaba delante de mi de espaldas y del forcejeo su espalda lo tenía casi en mi cara estuvieron rato pero oí como me decían ya ha salido a encontrarme muy mal llame a mi anestesista y era que me había subido la tensión mire y lo vi!!! lo tenían en alto parecía una bolita todo encogido me emocione y llore de la alegría por fin lo había visto por fin!!! pero su imagen desapareció enseguida, se lo llevaron para examinarlo, empecé a oírlo llorar sentí que estaba bien y que era normal y al momento note como una sensación que me caía toda la sangre a los pies empecé muchísimo a mí me daba la sensación como si se me fuera la vida, para todo eso me estaban cosiendo, al rato me trajeron a mi bebe enrolladito y me lo acercaron y su carita tocó mi cara note una sensación de felicidad incomparable y yo me sentía la mujer más feliz del universo le di un beso y se lo llevaron, y rápidamente volví a notar que me encontraba muy mal otra vez y era que me estaba subiendo la tensión otra vez, la anestesista me dijo que eran los nervios y que me tranquilizara, pero es normal que estuviera nerviosa había acabado de nacer mi segundo hijo, bueno acabaron y me llevaron a la sala de recuperación y entre y allí estaba mi niño en brazos de mi marido fue una imagen tan bonita que nunca olvidaré, y enseguida el momento más esperado en 9 meses coger a mi niño por primera vez, ay, madre mía que feliz me hizo!!! el mundo se paró y solo existíamos el y yo desde entonces ya no he vuelto a separarme de él.

Anuncios